¿Por qué utilizar una tarjeta pixpay para sus hijos y adolescentes?

En realidad, la gestión financiera no se improvisa. Gestionar tus recursos económicos es una habilidad que puede aprenderse. En este mundo tan digitalizado, existen herramientas digitales que pueden utilizarse para la educación financiera de niños y adolescentes. La tarjeta pixpay se inscribe en esta lógica ofreciendo enormes ventajas.

Tarjeta Pixpay: ¿en qué consiste?

Antes de nada, es importante tener una breve descripción de la tarjeta Pixpay. De hecho, se trata de un paquete compuesto por una tarjeta Mastercard, una aplicación para los niños y otra para que los padres hagan el seguimiento. Dicha tarjeta puede utilizarse para niños que ya tienen 10 años. La tarjeta Pixpay ya la utilizan más de 250.000 familias y es socia de muchos bancos de la subregión. Esto otorga, por tanto, cierta flexibilidad a su usuario.

La tarjeta Pixpay para otorgar independencia e iniciar la educación financiera

La primera ventaja reside en el uso de la tarjeta Pixpay y la independencia que ofrece al niño. De hecho, es una forma progresiva de instalar la independencia de tu hijo. Dispone de medios económicos para hacer lo que le plazca y, por tanto, no puede ser molestado en ninguna situación. La tarjeta está equipada con una aplicación que les permite gestionar la cantidad de dinero que ingresas en tu cuenta. Tú decides cuánto dinero poner en su tarjeta Pixpay y él planifica sus gastos con la ayuda de la aplicación. El uso de la tarjeta ofrece, por tanto, una doble ventaja. Además de permitir al niño tomar iniciativas financieras por sí mismo, le permite saber cómo gestionar los recursos de que dispone de forma sostenible e inteligente.

La posibilidad de control parental

Algunos podrían pensar que con el uso de esta tarjeta los adolescentes se vuelven incontrolables, ya que tienen dinero a su disposición. De hecho, el sistema de tarjetas Pixpay ha pensado en todo. Además de la aplicación para niños, existe otra aplicación utilizada por los padres para la vigilancia. Así, estos últimos pueden controlar a distancia los distintos gastos y transacciones realizados por sus hijos adolescentes con la tarjeta. Con este acceso a la información, los padres pueden controlar a su hijo e interrogarse sobre las distintas transacciones. También tienen la potestad desde su aplicación de bloquear la tarjeta o activarla. La tarjeta pixpay es, por tanto, una herramienta completa para la puesta en práctica de una educación financiera que preconiza la instalación progresiva de la independencia del adolescente con el control riguroso de sus padres.